Inicio > Noticias > Violencia institucional en el Occidente de El Salvador
Jun
27
2017
Dificultades para acceder a la justicia en los casos de violencia psicológica
Violencia institucional en el Occidente de El Salvador
Fundación Mujeres - Delegación Extremadura
Los derechos de las mujeres, de todas las edades, en la mayoría de los casos son violentados por personas cercanas a su círculo familiar y, en algunos casos, también cuando se accede a la justicia, las instituciones del Estado los vulneran. En la ciudad de Santa Ana se está viviendo un caso que refleja está situación.

Tras la muerte de la madre de una menor de 3 años de edad, su hermana de 22 años, se hizo responsable de su cuidado. A partir del fallecimiento de la madre, el padre ha realizado amenazas constantes a la hermana mayor con llevarse a la menor de la que, por otra parte, nunca se había responsabilizado antes. Tanto es así que el padre tiene una denuncia sobre impago de la cuota alimenticia ante la Procuraduría General de la República de El Salvador.

Ante dichas amenazas la joven denunció el caso ante la Fiscalía, pero la institución le niega el acceso a la justicia desestimando el testimonio, afirmando que no hay existencia de delito.
 
En este caso, en el que se da violencia psicológica y económica por parte del agresor, se evidencia la violencia institucional ejercida por el Ministerio Público, deslegitimando el testimonio de la víctima como prueba, no incorporando el enfoque de derechos de las mujeres, establecido en los diferentes cuerpos normativos, y no brindando la protección que la mujer necesita.
 
Por parte de Las Mélidas se le ha brindado asesoría jurídica para que la víctima interponga una denuncia ante la PDDH por la violencia institucional ejercida en su contra y se prevé el acompañamiento de la misma hasta llegar a una resolución final. Este tipo de asesorías jurídicas se brindan en el marco del proyecto “Contribuyendo a la erradicación de la violencia de las mujeres y niñas en el occidente de El Salvador”, que ejecutan Las Mélidas en coordinación con Fundación Mujeres y el apoyo financiero de la Agencia Extremeña de Cooperación para el Desarrollo (AEXCID).