Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Más de 300 mujeres y hombres de las comunidades rurales de El Viejo (Nicaragua) participaron en la movilización del 8 de marzo, Día Internacional de las mujeres.
Mar
09
2018
Conmemoración del 8 de marzo, “Día Internacional de las mujeres”, en El Viejo (Nicaragua)
Más de 300 mujeres y hombres de las comunidades rurales de El Viejo (Nicaragua) participaron en la movilización del 8 de marzo, Día Internacional de las mujeres.
Fundación Mujeres - Delegación Extemadura
El pasado 8 de marzo, en el municipio de El Viejo, mujeres y hombres de las comunidades rurales que luchan contra la violencia de género, marcharon por las principales calles del municipio demandando el cumplimiento de las leyes que protegen los derechos de las mujeres.

En el marco del proyecto “Promoción del desarrollo socioeconómico de mujeres con perspectiva de género en el municipio de El Viejo, Chinandega. Fase II”, ejecutado desde APADEIM y Fundación Mujeres con la cofinanciación de la AEXCID, el 8 de marzo se realizó una marcha por las principales calles del municipio de El Viejo, contando con la participación de mujeres y hombres de más de 20 comunidades rurales, entre las que se destacaron Mata de Cacao, Los Playones, Buena Vista, Las Chinas, El Manguito, La Curva, El Pedregal y La Aurelio Carrasco que están trabajando en el marco del proyecto. Además, se sumaron otras comunidades como El Tintal, El Capulín, La Virgen del hato, Jiquilillo, Paniquines, Kilaquita en las cuales se está trabajando en el marco del proyecto “Fomento de modelos de producción sostenibles, para el desarrollo económico de las mujeres de las comunidades rurales de El Viejo” apoyados con fondos EIRENE. 

El objetivo de esta movilización fue sumarse a la marcha mundial en favor de la defensa de los derechos de las mujeres. La actividad estuvo muy organizada gracias a la respuesta de las mujeres y hombres de las comunidades donde se está trabajando y al trabajo intenso de los equipos técnicos de APADEIM, quienes se involucraron de lleno en el desarrollo de la actividad, desde la planificación hasta la logística y convocatoria de asistentes.
 
La marcha dio inicio en la oficina de APADEIM y concluyó en la plaza municipal. En el recorrido las mujeres fueron expresando sus demandas y gritaban la consigna “Ni una Menos. Vivas nos queremos”. Una vez en la plaza se hicieron presentaciones culturales y para el cierre, 2 mujeres y un hombre de las comunidades, así como Elvia Bravo, directiva y trabajadora de APADEIM, dieron lectura a los pronunciamientos en los que se exigía a las autoridades e invitaban a la población en general a unirse a las reivindicaciones: 
 
“…que hayan cambios culturales que rechacen la violencia de género y violencia sexual y que estos, se acompañen de cambios en los comportamientos, ideas, actitudes, relaciones y en el imaginario colectivo, que nos devuelva nuestra condición de sujetas de derechos y dueñas de nuestros cuerpos…”. Daniela Núñez, Comunidad Las Chinas.
 
“Esta es una huelga de derechos, de cuidado, de salud. Huelga para demostrar que si paramos las mujeres se para el mundo. Le expresamos a las instituciones del estado la preocupación de que no se respeten nuestros derechos, como los de todas las personas, de acceso a los recursos necesarios para cubrir nuestras necesidades y tener condiciones más justas para las mujeres. Se hizo un llamado a hombres y mujeres de unirse a la huelga feminista, para exigir derecho y respeto”. Anielka Yisel González, Comunidad La Curva. 
 
“Este 8 de marzo, conmemoramos sumándonos a la huelga mundial por los derechos de las mujeres de Nicaragua, América Latina y en todo el mundo, quienes estamos haciendo acciones de lucha por nuestros derechos. Estamos en huelga de cuidados, por lo tanto este día no hacemos trabajo doméstico, es  un día de hacer acción política por nuestros derechos. En este día, millones de mujeres estamos en huelga para decirles que protestemos, que actuemos cada día de nuestras vidas para que las mujeres vivamos libres de violencia”. Elvia Bravo, APADEIM. 
 
“Estoy aquí por tengo 8 hijas y no quiero que sufran violencia, no quiero que se me mueran “es una lucha dura, porque para empezar son los mismos funcionarios del estado los que nos impiden hacer nuestras demandas”. Guillermo Santos de la Comunidad Mata de Cacao y Filiberto Benavides, de la Comunidad La Curva. 
 
La marcha tuvo éxito y se cumplió con las acciones programadas, aun teniendo en contra a las autoridades del estado quienes quisieron sabotear la actividad. Eso nos demuestra que aún en Nicaragua hay mucho que avanzar y que la lucha por los derechos de las mujeres debe seguir.