Inicio > Noticias > Los hombres de El Viejo reflexionan sobre su rol en la prevención y tratamiento del Cáncer genito-mamario, como un medio para aportar al cuidado de sus parejas
Jul
31
2017
Módulo III: “Cuido de la Salud Sexual y Reproductiva en el Hombre”
Los hombres de El Viejo reflexionan sobre su rol en la prevención y tratamiento del Cáncer genito-mamario, como un medio para aportar al cuidado de sus parejas
Fundación Mujeres - Delegación Galicia
Durante el mes de julio los hombres de las comunidades rurales participan en los talleres del tema 3 del tercer módulo de formación del Curso Masculinidades y SSSR

En el marco del proyecto “Prevención de la Violencia de Género y mejora de la Salud Sexual y Reproductiva de las mujeres en 10 comunidades de El Viejo, Chinandega (Nicaragua) Fase 2”, cofinanciado por la Xunta de Galicia y ejecutado por APADEIM y Fundación Mujeres, se están desarrollando los talleres del tercer módulo formativo relativos a la salud materna y SSR en las mujeres. 

 
Parte de los objetivos de este taller de formación implican dar a conocer al grupo de hombres los órganos sexuales externos e internos de las mujeres y sus funciones. Así mismo, conocieron las afectaciones más habituales a la salud de las en relación a las enfermedades cancerígenas (mamas, cérvico - uterino). Desde la adquisición de estos nuevos conocimientos, los integrantes del grupo se hicieron más empáticos hacia el cuidado de las mujeres, atendiendo una sentida necesidad de que ellos, desde sus roles de referentes afectivos, también pueden aportar al bienestar de sus compañeras de vida. Así lo manifestaban algunos hombres del grupo: “Cuando no conocemos algo, todo lo hacemos grande. Un hombre que no quiere entender la necesidad de que una mujer se cuide, no es un buen esposo, hay muchos hombres que le prohíben a sus esposas atenderse y con ello dañan a sus parejas de forma que hasta pueden perder la vida”.
 
Este tipo de talleres contribuyen a que el grupo de referentes afectivos estén mostrando una mayor apertura hacia el apoyo a sus parejas desde un enfoque de cuidado a la salud de las mujeres, todo esto sumado a un enfoque de respeto hacia el bienestar personal. Algunos hombres, además, hacen mención a la necesidad de atender el bienestar de las mujeres y para ello demandan más talleres formativos que les ofrezcan información de las casusas y efectos del cáncer de cuello uterino, medidas de prevención, todo desde una perspectiva vivencial en los entornos familiares y comunitarios y que, al mismo tiempo, desmitifiquen los tabúes que versan entorno a estas afectaciones a la salud de las mujeres.