Inicio > Noticias > Fundación Mujeres y el empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género
Jul
26
2016
Implementación del proyecto de empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género en el Principado de Asturias
Fundación Mujeres y el empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género
Fundación Mujeres
Fundación Mujeres lleva años implementando proyectos de empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género. En el marco del proyecto WE GO!, financiado por la Comisión Europea se seguirá trabajando en esta materia.

Fundación Mujeres  es una organización feminista que trabaja por el empoderamiento y la igualdad de las mujeres y contra todas las formas de violencia y discriminación de género. Una de las áreas en las que centra sus esfuerzos es el área de empleo y emprendimiento de las mujeres, así como la igualdad en el lugar de trabajo. Durante muchos años ha implementado proyectos dirigidos específicamente al empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género.

La falta de independencia económica es uno de los principales desafíos que enfrentan las mujeres víctimas de violencia de género cuando abandonan una relación violenta. A menudo, dependientes de sus parejas, carecen de medios para mantenerse a sí mismas y a sus hijos, lo que les impide salir de las situaciones de violencia. La reciente crisis económica en Europa sólo ha exacerbado esto, llevando a que aún más mujeres permanezcan en manos de sus agresores.
 
Desde hace bastante tiempo estamos comprometidas a incorporar el aspecto de empoderamiento económico e independencia en el trabajo que hacemos con mujeres sobrevivientes de violencia de género que se encuentran en casas de acogidas. En este sentido, hemos dedicado nuestros esfuerzos en Asturias para trabajar en el tema, promoviendo la autonomía de las mujeres y tratando de reducir el riesgo de que vuelvan a caer en situaciones de violencia.
 
El objetivo general del programa que hemos implementado en Asturias es promover la activación personal, social y económica de las mujeres sobrevivientes de violencia de género y usuarias de los recursos vinculados a la Red de Casas de Acogida del Principado de Asturias y a los servicios de asesoramiento del Servicio Público de Empleo. 
 
El trabajo se estructura en torno a un plan modular que incluye las siguientes actividades: entrevista diagnóstica, activación personal y social, formación previa al trabajo, formación específica para superar las competencias clave necesarias para acceder a certificados profesionales de Nivel II, formación ocupacional, experiencia en ambientes de trabajo reales, intermediación laboral, promoción del autoempleo y tutorías. 
 
A partir de nuestra experiencia en el tema hemos podido identificar algunos aspectos que deben ser considerados al trabajar en el área de empoderamiento económico con las mujeres sobrevivientes de la violencia de género.
 
La situación personal y emocional que experimentan estas mujeres cuando terminan la relación con su agresor es muy compleja. Por ejemplo, muchas de ellas se enfrentan a interminables trámites administrativos relacionados con el asunto, especialmente si tienen hijos y/o hijas. A esta situación hay que añadir el estado emocional en el que se encuentran estas mujeres. Cuentan con grandes preocupaciones, están redefiniendo sus proyectos de vida, tienen un alto grado de incertidumbre y preocupación, que en muchos casos va acompañado de problemas de salud derivados de la violencia psicológica que han soportado. Esta difícil situación personal y emocional que sufren las mujeres sobrevivientes de violencia de género cuando deciden poner fin a su relación, provoca una serie de dificultades en el trabajo que hacemos con ellas. Dado su estado personal, el absentismo a lo largo de las actividades del programa es alto y, por lo tanto, a menudo las acciones individuales necesitan ser fortalecidas y priorizadas en talleres grupales.
 
Además, la realización del itinerario es a menudo un desafío debido a la necesidad urgente de las mujeres de obtener ingresos para poder sobrevivir y obtener la custodia de sus hijas e hijos. Por lo tanto, a menudo dan prioridad a la inmediatez de los ingresos, incluso en la economía informal, sobre oportunidades que les ofrecerían una mejor posición en el mercado de trabajo a largo plazo y beneficios por desempleo en el futuro.
 
Sin embargo, a pesar de todos los desafíos y problemas identificados, nuestro análisis y evaluación de la iniciativa con estas mujeres muestra que los resultados han sido positivos y que el programa ha permitido a las mujeres víctimas de violencia de género redefinir sus proyectos de vida y ganar autonomía, autoestima e independencia económica. Además, nos ha permitido identificar buenas prácticas y aprender lecciones.
 
En el marco del proyecto WE GO!,  financiado por la Comisión Europea y que se hace en asociación con otras 14 organizaciones, seguiremos trabajando el empoderamiento económico de las mujeres víctimas de violencia de género, aprovechando el intercambio de conocimientos de las organizaciones integrantes del proyecto, lo que permitirá compartir nuestras experiencias y buenas prácticas de cara a implementar mejoras en nuestro trabajo que beneficien a  las sobrevivientes de la violencia de género, usuarias de nuestros programas.