Utilizamos cookies para optimizar nuestro sitio web y nuestro servicio. Leer más Aceptar

Inicio > Noticias > Estudiantes de la Escuela Comunitaria Feminista realizan réplicas a otras compañeras de las organizaciones comunitarias en Nicaragua
Dic
07
2020
Proceso de formación y acompañamiento a las organizaciones de las comunidades
Estudiantes de la Escuela Comunitaria Feminista realizan réplicas a otras compañeras de las organizaciones comunitarias en Nicaragua
Fundación Mujeres - Delegación Extremadura
En el mes de noviembre de 2020, las estudiantes de la Escuela de Larreynaga impartieron talleres sobre los conocimientos adquiridos en los primeros módulos con la finalidad de que más personas de las comunidades puedan beneficiarse de ellos.

A lo largo del noviembre de 2020 han comenzado a realizarse las réplicas de la Escuela Comunitaria Feminista previstas en el marco del proyecto “Promoviendo liderazgos de mujeres para un desarrollo rural, sostenible y feminista” ejecutado por Xochilt Acatl en colaboración con Fundación Mujeres, y con la financiación de la Diputación Provincial de Cáceres. Hasta el momento se han desarrollado ocho talleres en las comunidades de El Piñuelar, Valle de la Zapata, San Idelfonso y Ojochal sobre temáticas centradas en la violencia machista y las desigualdades entre mujeres y hombres en la participación comunitaria. La participación media fue de 15 personas, procedentes de organizaciones comunitarias como los CDC, OAM, Red Jóvenas, Espacios de Concertación, Mesa Actora, Productoras por la Igualdad y Defensoras Comunitarias.  

 

Las personas integrantes de las diferentes organizaciones comunitarias mostraron disponibilidad, solidaridad y compromiso consigo mismos/as y con el grupo y expresaron la importancia de compartir la información con sus familias. Durante este proceso han podido reflexionar sobre cómo las desigualdades de género y la violencia dañan el bienestar de las mujeres y termina con la vida de muchas. También afirmaron que es interesante que continúen estos talleres, porque les permite ir creciendo personalmente y mejorando los comportamientos y las relaciones, tanto en las familias y como en las organizaciones comunitarias. 
 
Durante las réplicas hubo mucho debate, principalmente en los jóvenes varones, que expresaban que ya iban cambiando y que el trabajo en las familias se estaba compartiendo, que ya no se ve como una responsabilidad de las mujeres, sino como una responsabilidad compartida entre las personas que viven en el mismo hogar. En este sentido, se enfatizó en la importancia del cambio de actitudes, comportamiento y educación a hombres y mujeres, donde no haya diferencias y se eduque de igual manera, sin distinción alguna. Asimismo, expresaron la importancia e interés de trabajar con las niñas y niños desde las organizaciones para ir construyendo nuevos modelos de hombres y mujeres y que reconozcan la importancia de la establecer relaciones equitativas.